PAIS DE MUCHOS PUEBLOS

En este país… (Los autores han criado sus hijos en Estados Unidos; sin embargo, esperan que sus experiencias valgan para los que se encuentren en otros paises donde se hablan otros idiomas…) En este país, hay gente de todas partes del mundo. Nosotros o nuestros padres vinieron de paises latinos. Ahora vivimos aquí. Nos movemos en dos mundos distintos, el mundo norteamericano y el mundo de nuestros padres. Todos nosotros vivimos en estos dos mundos distintos de distintas maneras. Algunos nos nacimos en los paises de donde vinieron nuestros padres; otros nos nacimos aquí. Esto encierra muchas diferencias en como y cuanto vivimos en nuestros dos mundos.

PAIS DE MUCHOS IDIOMAS

La cosa más importante en el mundo de nuestros padres es su idioma, que es también el nuestro pero de otra forma. El idioma castellano de nuestros padres nos es presente todos los días. Quizás tenemos orgullo de hablarlo bién. Quizás nos da vergüenza de no hablarlo. Algunos habremos pasado ratos de no querer hablarlo porque queríamos hablar inglés mejor. A lo mejor sólo lo hablamos cuando nos encontramos con alguien que necesita ayuda en entender el inglés. Puede ser que sólo nos acordemos de algunos dichos de nuestros abuelos o de algunas canciones de cuna que nos cantaron nuestros padres.

F. Bruce Robinson, Vice Director en la división de programas de educación del Fondo Nacional para las Humanidades pregunta “¿Cómo pueden los Estados Unidos preservar este recurso valioso que son las personas que dominan otros idiomas? En lugar de buscar reprimir los conocimientos que traen los alumnos a la escuela, debemos tratar de aprovecharlos.” (Chronicle of Higher Education, Feb. 2, 1994, page a15)

 

NUESTROS HIJOS Y NUESTRO IDIOMA

Todos queremos que nuestros hijos hablen el idioma de nuestra tradición. No hacemos caso a los que dicen que es mejor olvidarse del español y concentrarse en hablar bién el inglés. Esta gente está equivocada. Hablar otro idioma no perjudica el inglés. Más bién ayuda. El español les es muy útil a los niños en su aprendizaje del vocabulario inglés. Hace poco me tocó enseñarle las vocales y consonantes a mi hija. El saber el español le ayudó entender qué son y qué hacen las consonantes. Le dije que las consonantes no tienen su propria voz; sólo se pueden pronunciar con las vocales. Las con-sonantes suenan CON las vocales.

Aunque casi todos estamos de acuerdo que es bueno que hablen español nuestros hijos, las mayoría de los hijos de padres latinoamericanos que viven en Estados Unidos no hablan bién el español.

Aún si ambos padres hablan español en la casa, muy a menudo los hijos contestan en inglés. Fíjense en los casos de sus amigos y parientes y verán que la mayoría dejan de tratar de enseñar hablar español a sus hijos. Parece que las familias Chicanas y Puertorriqueñas tienen más éxito que los demás Hispanos con mantener vivo el español en sus barrios pero aún su juventud está perdiendo el idioma.

Sin embargo, los padres que quieren que sus hijos hablen español pueden resistir la corriente y crear el ambiente para que los niños se crien hablando el español. Muchas familias flaquean en la lucha pero es posible tener éxito. Este informe dará algunas pautas sobre como mejorar su suerte en esta empresa tan importante.

 

PORQUE VALE LA PENA QUE NUESTROS HIJOS HABLEN ESPAÑOL

Hay muchas razones por las cuales sirve que sus hijos hablen su idioma. Una razón óbvia es por la ventaja que el español les representa en el mundo del trabajo. Mientras vivimos en un mundo en el cual las distancias se han acortado y el comercio internacional se ha aumentado enormemente, tienen que haber personas que podrán hacerse entender con las personas de otros paises.

El Profesor Francisco X. Alarcón de la Universidad de California en Davis dice que “ahora que vamos hacia una economía global, se acepta que uno sea bilingüe en los Estados Unidos.” (Chronicle of Higher Education, Feb. 2, 1994, page a15)

Otra buena razón para que procuren que sus hijos hablen expañol es que Ud. sentirá orgullo al escuchar los comentarios positivos de sus amigos y paisanos porque sus hijos saben hablar su idioma. Usted cobra prestigio como una persona que aprecia sus tradiciones.

Sus hijos podrán hablar con sus parientes gracias a los avances en el servicio telefónico que ahora llega a las aldeas más retiradas de nuestros paises. El costo del discado directo se ha abaratado tanto que se puede llamar a sus parientes unas cuantas veces durante el año. La emoción de poder hablar con sus abuelos, tíos, y primos despertará el interés a sus hijos en mantener su dominio de su idioma.

No sólo podrán hablar con su familia por teléfono; sus hijos podrán visitarlos. La experiencia de conocer otra cultura les dará una ventaja sobre sus compañeros de curso que no tienen contacto con su patrimonio cultural.

Otra razón por la que debemos animar a nuestros hijos a que hablen español se lee en la historia de otro grupo de inmigrantes latinos a los Estados Unidos, los Italianos.

“Algunos observadores sociales se dieron cuenta de las consecuencias de la asimilación muy rápida. Mary McDowell, una trabajadora social de la época, escribió en 1904:

‘El desprecio de las experiencias y idiomas de sus padres que a veces demuestran los jóvenes de otras culturas…sin duda se debe a la exagerada importancia que el sístema escolar norteamericano pone al poder hablar inglés. Este intrusión a la lealtad familiar le quita al niño italiano uno de sus más características y valiosas cualidades. Ella atribuyó la criminalidad de algunos de los niños inmigrantes a su falta de respeto para sus padres y de ahí para toda la autoridad.”
(La Storia: Five Centuries of the Italian American Experience, Mangione and Morreale, p. 222)

Finalmente, el poder hablar otro idioma puede ser un estímulo a la autoestima del niño. Si los padres enfatizan que sienten orgullo por su idioma y su pueblo el niño se identificará más con ellos, su cultura, sus costumbres, y más importante mente sus valores.

 

COMO ANIMAR A SUS HIJOS A QUE HABLEN ESPAÑOL

Comiencen temprano. Traten de sólo hablar español con el niño. Si sólo uno de los padres habla bién el español, esa persona debe siempre hablarle en español al niño. No tengan miedo de “confundir” al niño. Los niños al crecer podrán identificarse con los hablantes de diferentes idiomas.

Léanles historias sencillas y cuentos de hadas en español. Si no pueden encontrar libros de literatura infantil en español, vayan haciendo sus propias traducciones mientras lee. No es necesario que las traducciones sean perfectas. Inventen sus propios cuentos. Es importante que su hijo oiga el español hablado si no vive en un ambiente latino fuera del hogar.

Hoy en día es más fácil conseguir cuentitos en Español.

Enséñenles sencillas canciones en español a sus hijos. Si no las recuerda o si sus padres no se las habían enseñado, búsquenlas en librerías y bibliotecas. ¿Se acuerdan ustedes del patito o de pimpón el muñeco ?

Pero ultimamente hay videos en español para alquilar. Recién hay disponibles y no sólo en las ciudades con poblaciones grandes de latinos. Pídanlas y las traerán.

Es cuestión de exponer a sus niños al castellano antes de los tres o cuatro años. Los sicólogos y lingüistas actuales nos dicen que las criaturas generen sus primeras frases de lo que escuchan. ¡Ayúdenles! Dejen la radio sintonizada a las emisoras hispanas. Los lingüistas asignan mucha importancia al “escuchar pasivo” como parte del aprendizaje de un idioma, particularmente en el caso de los niños.

Si hay canal de televisión que transmite en español en su área, sintonicen los “chistes” de sábado por la mañana en español.

Usen dichos y proverbios en español. Las expresiones que conocen en inglés tienen su contraparte en español. Acostúmbrenles a sus hijos a oirlas en español. Esto podrán hacer aún si no hablan bién el español.

Por ejemplo, digan ‘mejor tarde que nunca“en lugar de “better late than never”. Poco a poco sentirán más confianza con las expresiones más castizas. Traen algo de la cultura. Se diferencian firmemente de los dichos anglosajones. Acostúbrense a decir menos mal en lugar de “just as well”. La expresión inglesa “better than nothing” se traduce en muchos paises sudamericanos por peor es nada. Busquen los dichos en: proverbios

No corrijan el español de sus hijos cuando se equivocan. No interrumpan su charla. No conviertan su comunicación natural en una tarea o una lección. Debe ser algo especial, aún algo “secreto” de su familia. A los niños les gusta el misterio y la intriga de tener algo muy propio de ellos. Su conversación español debe ser una experiencia alegre y no un esfuerzo o una fuente de tensión. Si se equivocan en su gramática, esperen unos minutos antes de corregir sus errores. No respondan al tiro con la forma correcta o comenzarán a perder su espontaneidad y fluidez de expresión.

Consigan un buen silabario para enseñarles a sus hijos los sonidos de las letras y como leer en español. Si el español es el primer idioma de su hijo, enséñenles a leer antes que aprendan a hablar inglés. Les harán un gran favor. Aprenderán a identificar y pronunciar las palabras en español gracias a sus reglas de ortografía fonética. Esta experiencia con la fonética les servirá de mucho cuando les toca leer el inglés. Lograrán los mismos resultados que ellos que gastan mucho dinero en programas de “Phonics”.

La mejor forma de procurar que sus hijos adelanten en su dominio del español es de mandarlos a visitar a sus parientes o amigos donde tendrán que hablar y escuchar sólo el español. Esta experiencia tiene más éxito con los niños de 7 u ocho años que juegan con gusto con otros niños. El niño de esta edad, inclusive el niño con poco contacto previo con el idioma, aprende con facilidad. También la edad de 11 a 12 años es ideal para que un niño tenga contacto con un ambiente hispanoparlante. A esta edad el niño tiene mayor desarrollo mental y puede observar las costumbres y situaciones en las cuales se usan diferentes expresiones y dichos. A los 12 años la mayoría de los niños son pre-adolescentes y no sufren de los complejos y dudas y acoquinamientos que frenan a los adolescentes de arriesgarse a aprender otro idioma o costumbres.

Empléen cualquier de los métodos sugeridos ¡pero comiencen! Sus esfuerzos comunicarán a sus hijos la importancia que dan al español, sean lo que sean los resultados de sus esfuerzos.

You may want to review (or study it for the first time) your Spanish. I could only find one reference for you. It is expensive and is a textbook, not too appealing but complete. Take a look at Nuevos Mundos, Spanish for Native Speakers 2nd Edition, Workbook : Curso de espanol para estudiantes bilingues”

 

Para que sus hijos hablen español, ustedes tendrán que mantenerlo… Para ver una selección completa de libros en Español. ¡Pulse AQUÍ! 

Looking for something?

Use the form below to search the site:


Still not finding what you're looking for? Drop us a note so we can take care of it!

Visit our friends!

A few highly recommended friends...